Jueves, 04 Septiembre 2014 00:00

Pepe Lobo se perdió hasta de las redes sociales

El ex presidente Porfirio Lobo Sosa no tiene nada que decir en Twitter, según lo deja ver su cuenta oficial. El ex presidente Porfirio Lobo Sosa no tiene nada que decir en Twitter, según lo deja ver su cuenta oficial.

El ex presidente Porfirio Lobo Sosa, que en muchas ocasiones les llamó la atención de los ministros por “chatear” con sus celulares en las reuniones oficiales, ha dejado de usar su cuenta de Twitter.

Lobo Sosa, que nunca se mostró amigable con las redes sociales, abrió la cuenta oficial @Pepe_lobo en abril de 2011. Desde entonces, hasta la última vez que utilizó Twitter, solamente publicó 565 mensajes, llamados “tweets”.

El 5 de diciembre, Lobo Sosa publicó su último “tweet” en el cual dijo: “Este día nos despedimos de uno de los más grandes líderes que ha tenido este mundo, Nelson Mandela”.

En los meses siguientes, cuando ya no era presidente, se limitó a “retwitear” (replicar) los mensajes publicados por el presidente Juan Orlando Hernández, Juan Diego Zelaya y otros.

Aunque Lobo Sosa ha tenido un estado en Twitter, nunca, en público, utilizó el celular para publicar una fotografía o un mensaje lo cual puso en evidencia que su cuenta era administrada por uno de sus colaboradores.

“Pepe” Lobo publicó durante su mandato unos 12 mensajes por mes, Juan Orlando, su sustituto, en menos de un año de gobierno ha difundido 3 mil 231 “tweets” (15 por día, 461 por mes).

ERRORES DE JOH
Al igual que Lobo Sosa, aunque los mensajes son escritos en primero persona (yo), Hernández nunca usa el celular para “twittear” porque su cuenta es administrada por uno de los colaboradores cercanos que casi siempre comenten errores ortográficos.

El 3 de julio, Hernández pasó una vergüenza porque la persona que le administra la cuenta @JuanOrlandoH publicó, hasta con faltas ortográficas, algo que no había ocurrido: “Un regalo de Dios a sido para mi, llegar a supervisar el derrumbe de la mina, y casi de inmediato ver salir a estos 8 hondureños”.

Ese día, ninguno de los mineros, a los cuales hacía  referencia en el mensaje, salió de la mina en la cual se encontraban enterrados.

tiempo-small-logo-4