COHEP pide no dejarse intimidar por la SAR; es ilegal que soliciten información a bancos

87

TEGUCIGALPA. La más importante asociación de empresario de Honduras se reveló este día  contra la principal oficina recaudadora de impuestos del Gobierno de Juan Orlando Hernández.

El Servicio de Administración de Rentas (SAR), a través de su directora, Miriam Gúzman, anunció esta tarde que esa entidad estaba facultada a pedir a los bancos información de los clientes.

“Todo nuestro accionar está en función de las atribuciones que el Código Tributario nos da”, justificó Miriam Guzmán. La directora del SAR dio esta declaraciones blandiendo en una de sus manos el nuevo Código Tributario.

Guzmán dijo que la petición a los bancos se basa en el artículo 84 del Código Tributario. Según este anunciado, las personas naturales o jurídicas y unidades económicas o entidades colectivas, de derecho público o privado, están obligadas a cooperar con la administración tributaria en las funciones de verificación, determinación, investigación, fiscalización y cobranza.

Lo anterior significa, según la polémica funcionaria,  que se debe proporcionar toda clase de datos, informes o antecedentes con trascendencia tributaria.

Además, el incumplimiento de las obligaciones establecidas en dicho artículo no podrán ampararse en el secreto bancario.

Pero el director del Consejo Hondureños de la Empresa Privada (COHEP), Armando Urtecho, salió a la defensiva de su gremio. Igual que Guzmán, Urtecho  también mostró el nuevo Código Tributario.

En Honduras “Salen hablando mucho los funcionarios públicos sin ofrecer y explicar en que disposición legal basan sus decisiones”.

“Yo le diría a la señora directora del SAR que nos demuestre en que articulo está establecido el rompimiento del secreto bancario”. Así de tajante fue el reto de Urtecho contra Guzmán. .

“Y para la seguridad de cada ciudadano y empresa, no hay que dejarse intimidar por un funcionario irresponsable”, agregó Urtecho.

El secreto bancario consiste en la protección que los bancos e instituciones financieras deben otorgar a la información relativa a los depósitos y captaciones de cualquier naturaleza, que reciban de sus clientes. Se entiende que esta información es parte de la privacidad de los clientes del sistema financiero

Al mismo tiempo dejó entrever que no está autorizada en pedir información privada.

“La oficina tributaria no tiene atribuciones legales para referir que terceros le entreguen información de los clientes”, agregó.

“Pueden decir lo que quieran, pero hacen un acto totalmente ilegal”, concluyó Urtecho.

Miriam Guzmán:“Como servidores públicos tenemos un límite y ese es el que la ley nos establece”.