CNA: “Hay dos líneas de investigación en el Hospital del Norte”

62
líneas de investigación
Investigan tema de infraestructura en hospital del norte

TEGUCIGALPA. Según el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) hay dos líneas de investigación en el tema de infraestructura en el Hospital del Norte.

Así lo dio a conocer el director de investigaciones del CNA, Odir Fernández. “Hoy continuamos con el Hospital Regional del Norte haciendo unas investigaciones en el tema de infraestructura”.

Además, Fernández aseguró que no se descartan que existan otras líneas de investigación de las cuales no quiso dar más detalles para no estropear la averiguación.

Sin embargo dijo que los resultados de esta investigación se darán, lo más posible, el próximo mes. Explicó que la indagación de la que habló es la derivación de otros informes pasados donde se denunció a otras personas.

La investigación pasada es sobre la valoración de insumos e infraestructura de una empresa de fachada. Adelantó que que “no hemos probado si tiene una relación con las personas que hemos denunciado en el pasado”.

Líneas de investigación: Sépalo

Fernández aseveró que no se han olvidado de las lineas de investigación del descalabro financiero del IHSS. Por lo que confirmó que las indagaciones continúan.

Puedes leer: CNA denuncia que los dejaron fuera de evaluaciones de aspirantes a comisionados

Antecedentes

En otra nota, ayer, el CNA presentó una línea de investigación de una sobrevaloración en equipo médico en Salud.

La sobrevaloración es de 24 millones de lempiras, según el informe del CNA presentado ante el MP.

Las irregularidades se dieron durante los periodos 2008 al 2014 donde se concediendo 195 órdenes de compra a seis empresas privadas.

Las empresas vendieron material quirúrgico, textil, insumos farmacéuticos y equipos médicos con precios sobrevalorados.

En  ese momento las anomalías fueron autorizadas por el comité de compras involucrados directores regionales y locales.

De acuerdo al informe, estos eran los encargados de velar que las empresas a adjudicar cumplieran con los estándares de precio.

Lo anterior ya que todas las compras no sobrepasaban el techo que se establecían en las disposiciones del Presupuesto de República.