Chicha & Nabo del viernes 23/06/2017

255

Por Friendo y Comiendo

1-Sigue en tendencia la barba “Rasputin” o sea estilo oso, para esos hombres del estrato que sea que les encanta llamar la atención aunque se anden vaporeando hasta el alma. Vemos varios en eventos y por donde sea “contaminando” el ambiente con ese hedor que emana semejante bola de pelos. Se meten a la moda pero caminan peleados con la higiene. Este tipo de barbas denota hombres con personalidad ambivalente, es decir, introspectivos en su vida social pero muy sádicos en la intimidad.-Horror.

2-

En una ciudad como la nuestra y como el resto del Valle de Sula y de los valles que sean, porque casi todos contemplan el mismo clima húmedo tropical, el aseo debe ser indispensable y muy escrupuloso, las veces del día que sea necesario.-Gracias a Dios contamos con excelentes fuentes de agua todo el año.-Lo que falta en muchos es la voluntad para aplicar ese buen habito en su vida diaria.-Se enrollan en la rutina de L-V y los fines de semana en la bebida y el humo, para olvidarse de algo tan básico.-Da pena negarle el abrazo y hasta el beso a alguien así.

 3-Una persona puerca denota muchos aspectos de su personalidad, empezando por descuido y falta de autoestima, seguido de desconfianza, apatía e irresponsabilidad consigo mismo y con la sociedad donde se mueve.-Rebotan en los eventos las “damas” con el pelo pegajoso de grasa o sudor por falta de lavado, más las que son adictas al color.-Son de esas celotípicas que descuidan su apariencia y cuidado personal por andar detrás de los bóxer del marido, celándolo por todos lados y desatendiendo el hogar de paso. Ya estamos hartos de una que siempre nos llama preguntándonos los pasos de su esposo, como si fueramos su GPS.-Al borde de la locura esta mujer. Mas control de ti misma querida porque el diván te llama a gritos.

Chicha
Marcela Saybe con Neily Suyen

4-Eso está como una colega, que renuncia a todo por estar al pendiente de su esposo, más que sus hijos, adora a ese moreno gentil y coqueto con todo el mundo.-Lo que no sabe la avispada mujer es que esa es la personalidad natural de su esposo, que sumado al ambiente donde se desenvuelve, lo hace ser más llamativo para el sexo opuesto y para quien sea. Con una agitada vida social, donde le llueven invitaciones de ex compañeros de estudio, ex colegas y ex compañeros de trabajo, la esposa se ahoga en veneno y vuelve a la vida para seguirlo fastidiando. Calmantes, montes y alicantes.


5-Una pareja que anda como tamal en jeta de perro en varios círculos sociales es la de un joven empresario que se metió al mundo fácil, arrastrando con ello a su familia y obviamente a su esposa con la familia de esta.-Ambas dinastías muy honorables por cierto y con una antigüedad de virtudes que datan de varias generaciones, pero como la ambición rompe el saco, la mula botó a Genaro.-Ahora la joven esposa está por tirar la toalla, al marido y a esos lujos a los que empezaba a mal acostumbrarse.-

Chicha
Claudia Ucles con su hija Danny.

6-Hay “ciertos” doctores que en los hospitales estatales atienden con las patas a los pacientes, pero cuando estos llegan a sus clínicas privadas, los atienden a cuerpo de rey. Hay de casos a casos y cada uno mas insólito que otro, denotan tanta ambición por el dinero, que agarran el cacareado juramento hipocrático de papel higiénico. Sabemos de un “especialista” que en cierta estatal tiene un “cuello de botella” donde programan las cirugías, para darle largas a los pacientes, hasta que estos se cansan, consiguen plata prestada como sea y se operan en la clínica privada del médico pícaro, quien seguro le pasa “raja” al cuello de botella que tiene en la intervenida.


7-Otros casos muy sonados y en clínicas privadas, es de ciertos galenos que ni examinan a sus pacientes, solo los miran y se ponen a recetar medicinas carísimas. Ni miran al pobre pueblo y solo extienden la mano, los mandan donde la secretaria para que pague el “milito” que cuesta una consulta de esas. En el “mejor” de los casos, atrás de la hoja de datos generales anotan la sintomatología del paciente y lo pasan para adentro solo para que le digan: “desvístase y vuélvase a vestir”.-En especial esos urólogos y ciertos ginecólogos, estirados y más piquis que mandados a hacer.Cero conciencia.