Chicha & Nabo del martes 10/10/2017

362
Chicha 14
Gisselle Downing de Paz en su lucha contra el Cáncer.

1.- ¿Qué hay mi raza? llegó el primer día caliente de la semana, cuando la people pide carne cruda carajo y los casados lo saben…nos quitamos el sombrero con esas lectoras que nos escriben, esas morritas con carita de ángel, corazón de reina y mente perversa…Que Dios las bendiga…como ellas muchas que conocemos en el rancho y son bien reventadas, tanto solteras como casadas, el anillo lo dejan en casa y patitas para que las quiero, si tengo alas para volar como decía mi Frida.

2.-Eso está como una frase que ya muchas viuditas calientes están poniendo en tendencia: “ a un hombre se le llora tres días y al cuarto se ponen tacones que la lista es larga”…muchas jodidas al mes están con marchante nuevo: cayendo el muerto y soltando el llanto carajo…que es lo mismo decir: “el muerto al foso y el vivo al gozo”…se nota que las canijas lo querían re harto al finado…sabemos de una que en el rezo de los nueve días se empato con el compadre divorciado…chúpale pichón…eso es no perder el tiempo.

Chicha 6
Fatima Pineda en Chile.

3.-En tierra adentro de mi Honduras las inditas se están avivando, en especial esas hermosuras del occidente del país…entre más guapa es la mujer más codiciada se vuelve carajo…en esos velorios se mira de todo: nunca faltan las moscas en la miel…Bien dicen que la belleza esta liada con la inteligencia, mas en el caso de algunas que con el primer “Federico” re hacen su vida o con el primer viejo platudo que les costea el sepelio y demás vueltas de gastos…Unas dicen que lo hacen “por necesidad”…Así empezó mi prima.

4.-Las mas descaradas…se van a la “rayada” (lean carretera) y nunca falta el aventón con carro fino que les pita hasta que se suben carajo…que barata me saliste…llegan a la ciudad con unas ínfulas, borrando todo el pasado lodoso del pueblo…San Pedro Sauna y Tepalcuanas son la “tierra prometida” para muchas que llegan con una mano adelante y otra atrás…se quitan una y se hacen de un buen hogar las condenadas hijas del polvorón.

5.-Los hombres viudos son otro cuento mi raza…esos si querían a la mujer “se guardan” unas semanas el luto en el bóxer, mientras les llegan los “últimos días” de cada mes, esos cuando nos ponemos bien jadiosos…¿Quién dice que los hombres no tenemos periodo?…de otro color pero siempre nos baja carajo…De retache con los viudillos, en el rancho, son bien asolapados por el que dirán de las familias dolientes y las malas lenguas del pueblo…pero en la ciudad la cosa cambia porque todos tiene su trinchera carajo…Descarados.

6.-Fueron famosas las andanzas de un viudo platudo de la sociedad sampedrana, que enterró a su esposa por la tarde y ya en la noche, estaba chupando en un bar elegante con dos féminas de moral relajada: una en cada piernota de ese ganadero, terrateniente y “hombre de negocios”…Que forma tan vil de sacudirse el hijillo carajo…Ese man si es un autentico hijo de la chingada…lo vieron muchos parroquianos que regaron el chisme por todos lados…sus hijos son finísimas personas, pero ese ojete, es un engendro del averno.

Chicha 7
Crhis Giles con su bella esposa.

7.-Que nos dicen que aquel pollero que en la gravedad de su esposa y madre de sus hijas, se empato con la cuñada más güila de esa familia…hijo de la tiznada…juntitos, cachete con cachete y de tu a tu, llegaron al lecho donde yacía postrada la pobre mujer que miraba los arrumacos de esa pareja asquerosa…la terminaron de mandar al más allá esos mendigos…las últimas palabras de esa abnegada mujer fueron “no vayas a sacar a mi hermana menor de la empresa” y fue lo primero que hizo el maldito carajo…liquido a toda esa gente y remato el changarro de artesanías que tenían en pleno centro…pero se los follo la desgracia, porque esa parejita de mondrigos, está mas de allá que de acá, con las siete plagas de Egipto y más.

8.-CHALE…Se murió Evangelina Elizondo, una de las ultimas perperas de la Época de Oro del Cine Mexicano, cuando el cine valía reata carajo…no esas chingaderas de producciones que vemos hoy en día…no más la cascara del huevo…Solo quedan Silvia Pinal y Elsa Aguirre, de mujeres…mientras que Ignacio López Tarso es el único roble de pie que aun sobrevive de ese bosque de maderas preciosas…por cierto, La Aguirre siempre fue el amor platónico de don López Tarso, pero ella jamás le paro bola y eso que el señor de joven era todo un galán, formal y bien chambeador…hasta la fecha hace teatro.