Chespirito tenía un pacto con el diablo, según expertos

741

TEGUCIGALPA. Gran polémica ha causado la versión de algunos expertos que aseguran que Chespirito  tenía un pacto con el diablo.

El próximo 28 de noviembre, Roberto Gómez Bolaños, mejor conocido como Chespirito cumplirá dos años de haber fallecido.

Esto lo afirmó Ignacio Muñoz, productor y conductor del programa de radio “La mano peluda”.

Por su parte, Muñoz contó del supuesto lado oscuro de Chespirito al diario mexicano Basta.

Asimismo señaló que Chespirito conocía el ocultismo y lo reflejaba en sus personajes.

Además asegura que los personajes desprenden una simbología misteriosa.

Además Ignacio reveló que el comediante pertenecía a la secta internacional de los Illuminati.

“Se dice que controlan a las masas a través de ciertos líderes de opinión, a través de sus mensajes ellos pueden hipnotizar a la gente’.

Dijo también, “hay muchas cosas ocultas en Chespirito”.

El productor mexicano explicó: “Cuando hablamos de Chespirito estamos hablando de un programa muy exitoso”.

Sin embargo, no podemos negar que tanto éxito se le tiene que atribuir a algo que es oculto.

Tomando en cuenta todo lo que se relaciona con el ocultismo tiene que ver con el Diablo.

Podemos decir que ahora Roberto se encuentra con Satán.

De igual forma, revela que los personajes de Roberto Gómez Bolaños tienen en común la letra CH.

Chespirito se relacionaba con el chamuco

chapulinEntre ellos, El Chapulín, El Chavo, el Dr. Chapatín.

Entonces esto se relaciona con una especie de culto al Chamuco.

En México el Chamuco es Satanás.

El Chapulín Colorado es básicamente el ícono del Diablo”, aseguró.

Pero la teoría de Ignacio Muñoz no quedó ahí y continúo: “El Chavo del 8 está lleno de simbología y numerología.

En detalle, La Bruja del 71 siempre negó que era bruja, pero el número 71, si lo sumamos, 7 y 1, te dan 8, esto significa el infinito.

Sin embargo  si lo pones de cabeza, en la numerología de la cábala, quiere decir Satanás.

También dice que hay datos como que el Dr. Chapatín  siempre estaba sobando un cráneo”.

Muñoz también resaltó otros datos como que la casa de Don Ramón tenía el ícono de los nazis.

Esta, está relacionada con la masonería.

Otra cosa que el productor quiso tomar en cuenta fue que en uno de los episodios Doña Florinda está leyendo una carta, la cual tenía dibujado el Ojo de Horus, que según explica Ignacio tiene que ver con el Diablo.