Hernández Arita ya había sido capturado en El Salvador por traficar cocaína

Hernández Arita debía estar preso en El Salvador pero resultó capturado en un operativo en Ocotepeque.

317

Yonny Osman Hernández Arita, capturado el pasado 9 de mayo en Ocotepeque, durante la operación Volcán, ya había sido detenido en El Salvador por tráfico de drogas. Sin embargo,  Hernández Arita logró evadir la justicia salvadoreña y se instaló en Honduras.

Desde esa captura en El Salvador en 2010  hasta su aprehensión en Honduras el pasado 9 de mayo han transcurrido cerca de 7 años, aproximadamente.

Aunque las autoridades no lo han presentado como una captura importante, todo parece indicar que Hernández Arita se trata de una importante pieza en el trasiego de droga entre El Salvador,Honduras, Guatemala y Estados Unidos.

Hernández Arita, de 29 años de edad, fue capturado en El Salvador junto a otras 4 personas. Esto ocurrió el pasado 9 de enero de 2010.

Según el registro de los periódicos de aquel país, ese 9 de enero las autoridades salvadoreñas anunciaron la captura de cinco personas: tres hondureños y dos salvadoreños.

Francisco Guerra Arita de 34 años y Manuel Orlando Hernández de 20, de nacionalidad hondureña. Además, Moris Alexander Vásquez Pineda de 34 años y Anael Antonio Chávez Guevara de 26, nacionales de El Salvador.

NARRACIÓN DE LOS HECHOS

La publicaciones periodísticas de aquel entonces aseguraron  que una llamada alertó a las autoridades policiales. Denunciaron que varias personas que se conducian en un vehículo iban a realizar una entrega de droga.

Pese a no tener más pistas, las autoridades policiales decidieron dar tramite a la denuncia y montaron operativos en las carreteras. Según se sabía, la droga iba a ser entregada en el municipio de San Ignacio, Chalatenango.

Por esa razón, habían retenes en la carretera Troncal del Norte. Si el denunciante decía la verdad, ese vehículo debía pasar por esa zona.

Al final de la carretera Baden Powell, ubicada a dos kilómetros del paso por la frontera  con Honduras, fue detenido un vehículo color beige. Lo curioso del caso es que este tenía placas hondureñas con registro PB J5669.

La revisión

Además, algo que aumentó el deseo de los oficiales de revisar aquel vehículo pick-up fue el nerviosismo de sus pasajeros. Los cinco hombres fueron bajados para la revisión.

Inicialmente no se encontró nada en el interior del vehículo, ni en el motor del mismo. Pero al mover los canales de desagüe del limpiaparabrisas encontraron cinco paquetes.

Los paquetes contenían un kilogramos de cocaína cada uno. Según la estimación de aquel momento, cada paquete estaba valorado en aproximadamente 125 mil 700 dólares estadounidenses.

Lo salvadoreños detenidos al frente (suéter y camisa roja). En la parte de atrás, los hondureños.
Lo salvadoreños detenidos al frente (suéter y camisa roja). En la parte de atrás, los hondureños.

Los cinco pasajeros fueron detenidos por los agentes y según los informes, uno de ellos ya había sido relacionado al tráfico de droga.  Se trataba del salvadoreño Chávez Guevara. A éste lo consideraban el supuesto enlace para la compra de droga en el mercado local.

Asimismo, él había sido detenido por autoridades hondureñas el 10 de agosto de 2009 durante un operativo policial en Nueva Ocotepeque. Chávez era el supuesto comprador de 295 kilos de cocaína decomisados a dos hondureños.

Sin embargo, en esa ocasión quedó libre por falta de pruebas.

PROCESO CONTRA DETENIDOS

Aparentemente ningún medio salvadoreño le dio seguimiento al proceso judicial de los cinco detenidos por el delito de tráfico de droga.

Sólo un medio local publicó días después de su captura que se pedía reaperturar el caso de los detenidos.  Según esa publicación, los tribunales de El Salvador habían sobreseído provisional a dos de los acusados por el tráfico de droga. De acuerdo a la publicación, el sobreseimiento era para los dos salvadoreños que fueron puestos en libertad.

Sin embargo, aunque se pide que los salvadoreños regresen a juicio, no aparece ninguna información sobre los hondureños detenidos. El caso fue descontinuado tanto por los medios como por las autoridades de aquel país.

De la misma manera, un documento de la Corte Suprema de Justicia de El Salvador con fecha del 10 de noviembre de 2010 revela:

Los abogados defensores de los tres hondureños interpusieron en primera instancia el recurso de AUTO DE EXHIBICIÓN PERSONAL. Pero días después, solicitaron la cancelación del recurso y presentaron un nuevo recurso de Hábeas Corpus.

Descargue el documento aquí: Resolución de caso de hondureños en El Salvador

Debido a la gravedad del delito, ponerlos en libertad solo indicaría la debilidad del sistema judicial de El Salvador. Pero ni siquiera eso se conoce. El único dato referente a esa múltiple captura es que por un error de la procuradora de la Fiscalía, los dos salvadoreños salieron libres. ¿Habría pasado lo mismo con los hondureños, entre ellos Hernández Arita?