TEGUCIGALPA. En el caso de Carlos Collier siguen surgiendo muchas preguntas sin obtener respuesta. Entre tantas, las autoridades de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) y familiares de Collier se cuestionan dónde está el arma que ocasionó la muerte del universitario.

En este caso, el titular de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI), Ronmel Martínez, aseguró que sobre el arma “no se sabe nada”. 

A la vez, señaló que, “no se ha encontrado todavía”. “Supuestamente es un arma 380”, agregó el subcomisionado Martínez.

Las recientes investigaciones en este caso, indican que según los proyectiles encontrados en los lugares que han analizado, los disparos son de una pistola calibre 380. 

Peritos de inspecciones oculares de la Dirección Policial de Investigaciones han realizado dichos análisis. Entonces, el arma homicida, según la fuente, es una pistola Makarov. 

Por su parte, expertos manifiestan que esta arma puede prepararse para disparar en ráfaga.

Lea también: José Zamora: De mejor amigo a cómplice en asesinato de Collier

Examen forense determina un homicidio

En este relevante caso, los resultados del examen forense arrojan que la muerte de Carlos Collier se trata de un homicidio. Por lo anterior, las versiones sobre un posible suicidio en este caso podrían estar muy lejanas a lo que revela el exámen.

Cabe recordar, las pruebas científicas realizadas no han sido compartidas, ni con la Fiscalía, ni la defensa. Por lo que, la vedad estaría solo en manos de las autoridades competentes.

Ante ello, en las últimas horas los familiares de Collier emitieron un comunicado. En este, establecen que, “entendemos que las presiones del trabajo periodístico. Y con necesidad de informar al público hacen que los medios de comunicación traten de recoger distintas versiones. Esto, con el objeto de balancear sus noticias”, señala en el comunicado.

Tambien, indica que, “en esta ocasión nos vemos obligados a reiterar lo que la ciencia determinó: la muerte de Carlos Collier fue un homicidio”.

“Aún quedamos a la espera de que se imparta justicia. Y creemos que la acción de enviar a uno de los que participó en el hecho a prisión, es el inicio del fin de ese pacto de silencio entre el autor material. Así como sus cómplices y encubridores lo que permitirá derrumbar ese castillo de naipes de impunidad”, concluye el escrito.

Comunicado elaborado por la familia de Carlos Collier