Candidatos a cargos de elección
El fin es detener toda transacción ilícita para hacer campaña electoral

Tegucigalpa, Honduras. – Candidatos a cargos de elección popular tienen hasta el jueves 12 de octubre para abrir sus cuentas bancarias.

Según establece la La Ley de Política Limpia, aspirantes a la Presidencia de la República, los diputados en propiedad y los candidatos a los gobiernos locales deben rendir cuentas.

En conjunto suman más de tres mil aspirantes. Designarán un responsable financiero.

Lo anterior, para que este deposite los fondos que obtengan para financiar sus campañas y así poder rastrear el origen del dinero.

Para eso, los magistrados de la Unidad Fiscalizadora de la Ley de Política Limpia dieron ultimátum.

Según manifestaron los magistrados, solo cuatro aspirantes a la presidencia ya abrieron su cuentas.

Quedando aun en deuda cinco aspirantes.

Los que ya han cumplido con lo demandado, son Salvador Nasralla, de la Alianza Opositora.

De igual forma ya lo hizo, Luis Zelaya, el Partido Liberal, y el candidato de Partido Nacional.

Asimismo, Marlene Alvarenga, del Partido Anticorrupción (PAC).

De igual modo, lamentaron que de los 10 partido legalmente inscritos, solo la mitad ha abierto sus cuentas.

Por lo tanto, los demás han incumplido lo establecido por la ley de política limpia.

El jueves también vence plazo para el gobierno central cese todo acto público de inauguración de obras gubernamentales.

Lea también: CNA llamará a presidenciables para suscribir compromiso de combate contra la corrupción

Sigue el cronograma electoral

Elecciones generales en Hondura serán el 26 de noviembre

En torno  al avanece del cronograma electoral, ya se ha confirmado que unos 50 mil hondureños residentes en los Estados Unidos están aptos para ejercer su sufragio el próximo 26 de noviembre.

Además, el voto en el exterior que se practicará exclusivamente en siete ciudades de los Estados Unidos, costará alrededor de seis millones de lempiras.

Esa estimación la hizo el secretario general del Tribunal Supremo Electoral (TSE), Alejandro Martínez, quien calificó el costo de la modalidad electoral como “muy costosa”.