La NBA vive su momento más álgido, con varias peleas y momentos tensos en distintos partidos.

Pero ninguna como la que se vio en el duelo entre Chicago Bulls y los Toronto Raptors. Donde hubo puñetazos en el salvaje choque entre el español Serge Ibaka y el estadounidense Robin López.

LEA TAMBIÉN: Los once gladiadores de Honduras que pusieron de rodillas al Robert F. Kennedy

Los jugadores se arrojaron varios golpes luego de que comenzara un enfrentamiento a empujones a los 3:58 minutos del tercer cuarto.

Todo comenzó con un triple de Jimmy Butler. Ibaka, pívot de los Raptors, fue a buscar el rebote junto a Lopez, pívot de los Bulls. Cuando la pelota ingresó, hubo un leve choque entre ambos.

Allí, el jugador norteamericano se dio vuelta furiosamente y golpeó la pelota, que estaba en manos del español. Un árbitro intentó prevenir los puñetazos, pero fue demasiado tarde.

Ibaka y López se lanzaron algunos golpes, mientras sus compañeros y varios asistentes de entrenamiento de cada equipo se unieron a la batalla con el fin de frenarla. Cuando lograron separarlos, ambos jugadores continuaron insultándose y terminaron expulsados.

Toronto ganó el partido en la prórroga por 122-120, con DeRozan como principal estrella —anotó 42 puntos, tomó 7 rebotes y dio 8 asistencias—. Los Bulls, con 34 triunfos y 38 derrotas, se complican en la clasificación para los playoffs.