“Ben Hur”: el secreto que le ocultaron a Charlton Heston

Personajes de Ben-Hur y Messala habrían tenido un romance según el guionista, algo que Heston nunca se enteró en el rodaje

254

La filmación de la épica película de Semana Santa, Ben Hur (1959), está llena de anécdotas. Entre ellas está la sugerida relación homosexual que existía entre los personajes de Judá Ben-Hur y Messala.

Según Gore Vidal, el guionista de la cinta  los dos hombres habían sido amantes en su juventud. Sin embargo, durante el rodaje esta información se le ocultó al protagonista Charlton Heston debido a su conservadurismo.

 Vidal contó en el documental sobre la presencia LGTB en el cine “El celuloide oculto”. Escribió la película con la intención de dar a entender  la rivalidad entre Messala y Ben-Hur. Esta nacía en  de una pasión de juventud. “El único modo de justificar varias horas de odio entre dos muchachos [“Ben-Hur” dura cuatro horas] era establecer, sin decirlo con palabras, una relación íntima entre ellos cuando eran niños. Y, luego, cuando Messala quiere continuar donde lo habían dejado, Ben-Hur lo rechaza”.

Según  El País, Stephen Boyd (el intérprete de Messala) y el staff de la filmación sabían de esta relación. Entre los personajes y se lo ocultaron a Charlton Heston por miedo a que el actor deje el rodaje.

Ben Hur y la homosexualidad

“Así que Heston actúa con la cabeza levantada, con mucha dignidad”, describía Vidal, “mientras Stephen Boyd exprime su interpretación al máximo. Tiene miradas que resultan evidentes”. Explica que Stephen Boyd le hacía mucha gracia formar parte de este secreto.

Al enterarse de tal revelación sobre su personaje, Heston inició una campaña para desacreditar a Vidal. Definió la versión como “ridícula” en la revista Time, y llamó al productor del documental para negar que Ben-Hur fuese homosexual. Mientras Gore Vidal respondía a través de un artículo que el actor estaba cegado por su tradicionalismo. Heston continuó diciendo que este secreto ahora velado le parecía un insulto y que lo irritaba “enormemente”, señalando además que los textos de Vidal no eran de gran importancia para el desarrollo de la película.

“Ben-Hur” fue la película más cara de la historia  y acabó ganando la cifra récord de 11 premios Oscar. Heston también ganó como mejor actor, mientras que  Boyd (que sí había ganado el Globo de Oro) no fue nominado. Pero ahora, también se ha convertido en una cinta representativa de la comunidad LGTB, que ve en la historia de Ben-Hur y Messala a una relación que va más allá de la amistad.