Bella Meléndez: la palillona de alma incansable que conquistó los desfiles

Con tan solo ocho años, en su mente no existen limitaciones.

102
bella meléndez
Bella Meléndez, carismática y dulce. Al lado derecho, la fotografía que se viralizó en redes sociales.

CORTÉS. Los pasados desfiles patrios sorprendieron a muchos y toda la atención se centró en los cuadros de palillonas. Sin embargo, una sobresalió más que las otras: no fue su traje ni sus movimientos fue su actitud de guerrera lo que conquistó los corazón de cientos de ciudadanos.

Bella Luciana Nadaly Meléndez Rodríguez con tan solo 8 años de edad dirigió el cuadro de palillonas de la escuela Journey Bilingual School en La Lima. Su actitud dio una lección a todos.

Sin importarle el qué dirán y sin preocuparse por nada, Bella Meléndez salió a desfilar en su silla de ruedas. Con una enorme sonrisa dio lo mejor de sí para todos los presentes.

La pequeña recibió cientos y cientos de halagos en redes sociales por su valentía, ánimo y coraje; una historia que puede ser de ayuda para cualquier persona que se queja por la vida que lleva.

Bella muestra a todos que no hay impedimentos para lograr lo que uno desea y que cada situación tiene un lado positivo.

Su hermano, Abdala Meléndez, y su familia decidieron contar a Diario Tiempo Digital un poco sobre la vida de la pequeña de 8 años. Asimismo, hablar sobre su estado de salud y cómo pasan el día a día.

Bella Meléndez: la niña de alma incansable

Bella es la menor de cuatro hermanos, es originaria de Tegucigalpa y hace aproximadamente seis años decidieron venirse a vivir a San Pedro Sula. Actualmente, cursa el tercer grado en una escuela de La Lima.

Según cuenta su hermano, vinieron a la capital industrial porque en la Rivera Hernández había un hospital llamado Cure que trataba los problemas que Bella padece. Sin embargo, no salió bien y seis meses después de mudarse el lugar fue cerrado.

La familia Meléndez; todos aman y se encargan del cuidado de la pequeña Bella.
La familia Meléndez; todos aman y se encargan del cuidado de la pequeña Bella.

Durante el embarazo, los doctores informaron a sus padres que Bella nacería con tres complicaciones: hidrocefalia, espina bífida y pie equino. Estos problemas fueron detectados cuando la madre se sometió a un ultrasonido 4D.

Por el caso de hidrocefalia, Bella utiliza una válvula especial. Por su situación de espina bífida fue sometida a una operación. Asimismo, por el pie equino ha sido intervenida quirúrjicamente en varias ocasiones.

Lea también: “Me enseña que nada es imposible en esta vida”; mensaje conmovedor en Facebook

Además, asiste una vez por semana a Teletón para continuar con su terapia. Siempre se moviliza en su silla de ruedas y su madre cuida de ella a tiempo completo.

A pesar de llevar una vida agitada para su corta edad, Bella jamás reniega. Nunca está triste, es cariñosa, carismática y siempre tiene una sonrisa en su rostro.

Sin embargo, cada vez que es sometida a una nueva operación, expresa abiertamente: “ya no quiero más”. Una nueva operación indica que sus terapias deben iniciarse de cero.

No hay barreras para Bella

“Sinceramente me da nostalgia porque ella hay veces quiere hacer cosas que todos los niños hacen. Lo único que me queda hacer es ayudarle en todo lo que pueda para que ella viva como una niña normal y siempre tenga una sonrisa en su rostro”, dijo su hermano.

Además, Abdala Meléndez dijo que considera a su hermanita una inspiración y no hay una sola palabra para describirla. “Tiene demasiadas cualidades que la hacen sobresalir”, agregó.

Contó que tiempo antes de los desfiles ella dijo que quería participar y le compraron su bastón. Desde que lo tuvo en sus manos empezó a practicar y la Municipalidad de La Lima le dio un reconocimiento especial por formar parte de las fiestas patrias.

“La alegría y el entusiasmo siempre estuvo presente durante todo el desfile. Para ella no hay límites, cuando quiere algo lucha por tenerlo”, concluyó su hermano.

Bella es un ejemplo a seguir. No solo es una niña valiente, también tiene un corazón lleno de alegría y amor. Con solo ocho años, nos enseña que no hay razones para estar tristes y quejarnos de la vida. ¡Las limitaciones solo están en la mente!

Como su hermano lo manifestó, no hay una sola palabra para describir a Bella Meléndez. Es una niña llena de cualidades.
Como su hermano lo manifestó, no hay una sola palabra para describir a Bella Meléndez. Es una niña llena de cualidades.