El Barça no se rinde y apabulla a Las Palmas

36


El Barça no se rinde. No lo hace Neymar, al que Messi cedió el mando en la visita a Las Palmas. El brasileño anotó un ‘hat-trick’ y mantiene el pulso por la Liga.

Suárez se apuntó a la goleada y los de Luis Enrique a seguir creyendo en este título. Cada vez queda menos, pero la fe permanece intacta.

Tiene pinta que el Barça no se va a dejar nada en un final de campeonato efectivo. Lástima para los de Luis Enrique que esa implicación no apareciese en otros momentos clave de la temporada. Quizá ya sea demasiado tarde. Al menos, los azulgrana van a exigir a su eterno rival que ofrezca la misma fiabilidad hasta el último suspiro. Es lo mínimo que deben ofrecer en el incierto desenlace.

En su visita a Gran Canaria se encontró a un Neymar fino en el remate, algo de lo que el brasileño precisamente no ha presumido esta temporada. Acabó con Las Palmas cuando el partido se ponía feo y volvió a reclamar su cuota de responsabilidad, especialmente en esos días en los que Messi se toma un pequeño respiro.

No necesitaron los de Luis Enrique firmar un partido notable, ni mucho menos. Las concesiones defensivas de Las Palmas y cierta pegada bastaron para salvar el compromiso a domicilio. Pudo complicarse más de la cuenta cuando, a los siete minutos, Digne se jugó la expulsión con una entrada sobre Jesé cuando era el último defensa. Encontró el excesivo perdón del colegiado pero la debilidad defensiva con una primera línea de circunstancias quedó en evidencia demasiado pronto.

Sin un ritmo alto de juego, el Barça se agarra a intermitentes destellos. El del primer gol lo soltó Busquets, con una salida limpia de balón tras un taconazo para quitarse el sombrero. Iniesta asistió a Suárez y el uruguayo cedió para que Neymar abriese el marcador.

35 millones al lateral

Dos minutos más tarde, el brasileño le devolvía el regalo al ‘9’ azulgrana. Neymar inventaba un pase cruzado que traspasaba líneas y Suárez definía ante Varas. El trabajo estaba hecho con excesiva premura. Tanto que el Barcelona, como ya hiciera en otras ocasiones esta temporada, se echó a dormir.

Aumentaron los problemas defensivos cuando Digne tuvo que pedir el cambio en la segunda mitad. André Gomes, centrocampista de 35 millones, acabó de improvisado lateral y al portugués se le vieron las costuras en su primera acción defensiva. Contragolpeó Las Palmas y Bigas se anticipó al jugador del Barça en el remate. El Barça parecía empeñado en vivir en el alambre.

Penúltimo cartucho del Barcelona

Fue entonces cuando apareció Neymar. El brasileño finalizó un certero envío de Rakitic con un cabezazo cruzado. Tres minutos más tarde golpeó de nuevo con una definición de super clase, merced a una gran incorporación de Jordi Alba.

Era, sin duda, la fiesta de Neymar. El brasileño disparó el penúltimo cartucho del Barça en esta Liga. Con puntería, con fe ciega en que el ansiado tropiezo del Madrid llegará. Será ya asunto de Balaídos y La Rosaleda. Antes, Neymar quiso aclarar que él todavía cree en esta Liga.