TEGUCIGALPA, HONDURAS. A audiencia inicial ante un juez, la mañana de este jueves, el ciudadano que habría asesinado a su pareja con un martillo.

El asesino es identificado con el nombre de Cristian Calixto Marcia Flores se presentará ante un juez de Letras de lo Penal en la Sección Judicial de Tegucigalpa.

Lo anterior, por acusarlo de ser el autor material del parricidio cometido contra su compañera de hogar Mónica Griesel Betancourt. A quien mató con un martillo frente a la hija de ambos, en el Barrio Sipile de Comayagüela, el pasado 15 de enero del 2017.

Según el requerimiento fiscal, derivado de las investigaciones realizadas por los cuerpos de seguridad del Estado, no existe duda alguna que Marcia Flores le quitó la vida con un martillo pesado, tipo almádana, a su esposa, con quien había compartido 8 años de vida marital.

El sospechoso fue apresado el pasado 11 de febrero en esta capital y una juez de turno determinó decretarle la detención judicial.

Hoy será puesto a la orden de otro juez, donde la Fiscalía espera que el imputado confiese el crimen. De esa manera, favorecerlo con una pena menor que a la que dicta el Código Procesal Penal que son 28 años de prisión.

Nota relacionada: Mónica, la estudiante de ingeniería con un trágico final en Honduras

Luego de ocho años de casados, Cristian Marcia Flores terminó con la vida de su esposa. A la cual, sin piedad trituró su cabeza con un martillo pesado. La cual, envolvió en una toalla saliendo silenciosamente hasta su patio.

Seguidamente, se dirigió hasta la pila, donde se lavó las manos dejando el agua roja y con la misma salió de su pequeña habitación, así lo relata un hermano de la víctima.

Mónica Betancourt laboraba desde hacía un año en el departamento de contaduría de Banadesa, en
Mónica Betancourt laboraba desde hacía un año en el departamento de contaduría de BANADESA. 

Mientras hizo toda esa macabra hazaña, dejó la evidencia. Es decir la almádana o martillo grande. Lo abandonó debajo de la cama manchada con sangre de su esposa y las huellas dactilares.

Todo este macabro evento criminal se hizo luego de mostrarse enardecido, cegado por los celos. En acto seguido, golpeó a su mujer con el martillo hasta quitarle la vida. Lo anterior, frente a su pequeña hija de cuatro años.

Hoy, si él no se declara culpable, estará 28 años en prisión. Ya que todo indica que si sigue con el proceso será condenado en juicio oral y público a la máxima pena.

Indicios:

Las autoridades demostrarán que hubo premeditación de parte de Marcia, pues la almádana estaba nueva y solo la utilizó para matarla.

“Ese hombre no tiene perdón de Dios”: Padre de Mónica

“Ella era la única hija mujer que tenía, es triste que se me haya ido de esta manera. Era buena, inteligente, con un futuro por delante y este hombre no tiene perdón de Dios”, aseveró.

En tanto, su madre también se manifestó en tono cortante en pleno velorio de su amada hija. “Nunca imaginamos que este individuo llegaría a esto, sabemos que Dios sabe lo que hace. Pero Mónica era muy linda, buena, generosa y no se metía con nadie”.