ataque de celos

REDACCIÓN. En ataque de celos una mujer le prendió fuego a otra provocándole graves quemaduras en Australia.

Una australiana de 28 años, llevaba una vida feliz, sin embargo un día ocurrió algo que convirtió su existencia en un martirio.

La mujer sufrió unas horribles quemaduras de tercer grado en el 64% de su cuerpo porque fue atacada.

Y fue la esposa de su compañero que se puso celosa después de enterarse de que Dana había hablado con el hombre en una fiesta.

“Te voy a destruir esta linda carita tuya”, le escribió la esposa de su compañero. Pero Dana pensó que solo fue una amenaza.

Ella fue la atacante de Dana.
Ella fue la atacante de Dana.

La delincuente, Natalie Dimitrovska, entró en la vivienda de Dana bajo la influencia de drogas y la empapó en gasolina y prendió fuego.

Lo único que Dana recuerda es que oyó la risa de su atacante mientras salía de su apartamento.

DANA AMABA SU FIGURA ANTES DEL INCIDENTE

Tras el ataque tuvo que someterse a varias cirugías, pero aún así su rostro no era como antes.

Los primeros 30 meses después de la serie de operaciones fueron los peores. Dana llevaba una máscara para sentirse más cómoda y protegida.

Pues le costaba mucho acostumbrarse de su nuevo aspecto que al principio le daba asco. Incluso cuando apareció en el juicio para declarar, tuvo la máscara puesta.

Natalie Dimitrovska fue condenada a 17 años de prisión el intento de homicidio.

NUEVA TRAGEDIA EN LA VIDA DE DANA

Dana iba recuperándose y sintiéndose cada día mejor, pero la vida volvió a darle un duro golpe. Dana se enteró de que tenía cáncer de cuello uterino…

Cualquiera se hubiera deprimido después de escuchar una noticia tan mala, pero Dana negó a darse por vencida.

Muy pronto tuvo una operación y por suerte todas las células cancerosas fueron eliminadas.

Tras combatir el cáncer Dana empezó a sentirse más segura de sí misma, sin embargo seguía llevando su máscara.

“Me hacía sentir como si no tuviera rostro. Esa es la mejor manera de describirlo“, expresaba Dana.

Mientras tanto continuaba sometiéndose a muchos tratamientos costosos con la esperanza de mejorar la condición de su piel.

Finalmente, después de mucho tiempo de rehabilitación, Dana apareció en un programa de noticias de la televisión para quitarse su máscara.

EL NUEVO ROSTRO DE DANA

“Hubiera sido más fácil morir, pero nunca he tomado el camino fácil en nada… Si alguien me pregunta cómo me siento con mi cuerpo, le puedo decir que bien y que estoy orgullosa de él“.

Al decirlo, Dana lucía tan guapa y segura de sí misma que era difícil de creer que había pasado por el infierno.

“Soy una persona fuerte, lo más importante que he aprendido con mi quemadura es que nunca voy a cambiar. Conozco y tengo confianza en la persona y mujer que soy“.

Dana dijo que quería compartir su historia con todo el mundo para que supieran que no hay cosas imposibles en esta vida.

Además, si uno es suficientemente fuerte y tiene la confianza en sí mismo, puede mover montañas.

Cuando se quitó la máscara y mostró su nuevo rostro, pidió a todos que miraran más allá de su aspecto físico.

“Espero que vean la fuerza, el poder, la confianza, el amor propio, el coraje y la determinación“, concluyó.