Amistad manifiesta: Víctor Manuel Lozano se excusa de conocer el caso de Teodoro Bonilla

166

TEGUCIGALPA. El magistrado presidente de la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia Víctor Manuel Lozano Urbina, se excusó este día de conocer el proceso judicial en contra del vicepresidente del Consejo de la Judicatura Teodoro Bonilla.

El profesional del derecho presentó un documento en la secretaría del Poder Judicial mediante la cual se excusa de conocer el caso del concejal que ha sido requerido por el Ministerio Público de Honduras por un supuesto tráfico de influencias para dejar en libertad a dos supuestos familiares que fueron capturados y ligados al crimen organizado.

Entre los argumentos que se plasman en el documento destaca “amistad manifiesta” con el acusado por lo que no puede ser el juez natural que conocerá esta causa.

Lozano Urbina fue elegido desde la semana anterior por una votación del pleno de magistrados en los que al menos 11 habrían votado a favor de que el conociera el caso y de cuatro que estaban en contra.

Es así que con la excusa del togado, se deberá esperar hasta la próxima semana, para que se vuelva a convocar al pleno de magistrados de la CSJ para que se vuelva a elegir al juez natural que conocerá la causa contra el vicepresidente del Consejo de la Judicatura, a menos que por esta situación el pleno sea convocado de emergencia para designar a un nuevo juez.

Cabe recordar que además de nombrar al magistrado Víctor Manuel Lozano Urbina como juez natural, de instruyó a Silvia Trinidad Santos, German Vicente García y José Elmer Lizardo Carranza para que integren la Corte de Apelaciones.

Requerimiento
El concejal de la judicatura es acusado por el Ministerio Público de Honduras por los delitos de abuso de autoridad y tráfico de influencias, figuras delictivas contenidas en los artículos 349 y 369 del Código Penal vigente en Honduras, pese a que de momento no se conoce el contenido del Requerimiento Fiscal presentado en su contra.

Ante los cuestionamientos que ha venido generando la actuación de este concejal al mando del Consejo de la Judicatura, el funcionario expresó que no tiene temor de nada y que va a enfrentar cualquier situación judicial en el marco de la ley.

Informaciones extraoficiales indican que el requerimiento fiscal en contra del alto funcionario está ligado a la actuación del togado en el caso denominado Shalom en los que presuntamente se acusó a dos familiares del concejal Bonilla.

El caso Shalom se trata de una investigación realizada en enero de 2014 por la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico (DLCN) en conjunto con agentes de la Policía Militar en la que se dio captura a Carlos José Fúnez Cáceres, Carlos Roberto Bonilla y Denis Donadín Bonilla, de quienes se presume son primos del funcionario judicial y fueron favorecidos en el proceso judicial que se incoó en su contra.

En aquella oportunidad los capturados fueron acusados por lavado de activos, almacenamiento de armas comerciales, armas prohibidas y municiones comerciales, entre otros delitos.

Indicios

En recientes declaraciones el director de fiscales reveló que de acuerdo a las investigaciones del Ministerio Público ha realizado el vicepresidente del Consejo de la Judicatura Teodoro Bonilla si incurrió en los delitos de tráfico de influencias.

Además del requerimiento fiscal emitido contra el concejal, el Director de Fiscales manifestó que desde hace varios meses se investiga a otros funcionarios del Consejo de la Judicatura y la Carrera Judicial.

“El viernes anterior ya se presentó la primera acción en contra del señor vicepresidente del Consejo de la Judicatura el abogado –Teodoro- Bonilla porque las investigaciones así lo determinaron de que hay indicios de responsabilidad penal tipificado en el Artículo 369-A del Código Penal, que refiere a un tráfico de influencias y como Ministerio Público esperamos que el pleno de la Corte Suprema de Justicia se reúna y nombre dentro de los 15 magistrados al juez natural que será el que conozca de ese caso”, informó.