SAN PEDRO SULA. Un importante profesional del Derecho fue asesinado la mañana de este miércoles en la cuarta avenida, 16 calle del Barrio Medina de esta ciudad, al norte de Honduras.

La víctima ha sido identificada como Ronmel Fernando Vivas, de 34 años de edad abogado y empleado de el Servicio de Administración de Rentas de Honduras (SAR).

Información preliminar indica que sujetos fuertemente armados que se conducían en un vehículo, tipo turismo, color gris, lo interceptaron. Esto, para bajarlo de su carro, tipo turismo, color negro, placas PCU 2311 y sin mediar palabra, dispusieron a ejecutarlo a tiros.

Tras lo ocurrido, llegaron elementos de la Policía para acordonar la escena e indagar en el móvil y el paradero de los responsables. Al lugar también se movilizó Medicina Forense del Ministerio Público (MP). Lo anterior, para levantar el cuerpo, el cual quedó cerca de la parte trasera del carro color negro y ensangrentado.

Según versión de algunos curiosos, a la escena llegó la esposa del occiso y en llanto dijo que era abogado. Asimismo, puntualizó que su pareja trabajó para la extinta Dirección Ejecutiva de Ingresos (DEI), en esta ciudad.

Automóvil en el que se transportaba el abogado del SAR
Automóvil en el que se transportaba el abogado del SAR

AYER MARTES POR LA NOCHE

Una abogada que trabajaba en la Procuraduría General de la República (PGR), fue ultimada a balazos anche. Lo anterior, mientras se conducía hacia Tegucigalpa desde la zona oriental del país.

La profesional fue identificada como Sendy Joselyth Aguilar Morales (30). Quien aparentemente fue interceptada por desconocidos y atacada a tiros dentro del auto en que se conducía.

Según versión extraoficial, un hombre que conducía una camioneta CRV blanca, llegó a la posta policial de la colonia Villanueva de la Capital, en donde informó a los agentes que traía una persona herida y que no sabia que si ya había muerto.

Cuando los uniformados abrieron el vehículo, inmediatamente se dieron cuenta que la Abogada Sendy Joselyth Aguilar Morales (30) ya estaba sin vida. Lo anterior, con al menos tres disparos en distintas partes de su cuerpo.

Según el testimonio del acompañante de la víctima, cuando venían desde Danli a la altura de la Escuela Agrícola de El Zamorano, unos sujetos fuertemente armados los interceptaron.

Asimismo, abrieron fuego contra la camioneta y la humanidad de los antes mencionados.

Según se conoció, la pareja supuestamente tuvo una discusión con unos guardias de seguridad de un restaurante. Lo anterior, a raíz de que a altas horas de la noche ellos querían cenar. Fue allí donde se les notificó que el negocio ya estaba cerrado.

La Policía investiga este último elemento para esclarecer el crimen. Así también, otras hipótesis que tengan que ver con el desenvolvimiento de sus funciones en los tribunales de justicia.

 

Noticia en desarrollo